¡Felíz 2010! Una pequeña reflexión para el nuevo año

La semana pasada mi amigo Rafael Blásquez me preguntaba si tenía pensado escribir un mensaje de año nuevo en mi sitio. Me pareció una buena idea y en principio le dije que si. Finalmente para concluir el 2009 escribí un de profundis amargo que pretendo incluir en un libro que estoy escribiendo.

Hasta ahora encuentro el tiempo para reflexionar sobre el nuevo año y me da gusto que pueda ser con una publicación en este primer día.

Debo de confesar que el 2009 lo terminé torturadamente, fue un año difícil y no lo voy a ocultar. Proyectos que hasta el momento no se han consolidado, otros que no han tomado los causes justos y apuestas que no dieron fruto. Considerando lo anterior la perspectiva de comenzar un nuevo año es reconfortadora.

Con todo y lo desagradable que pudo haber sido a momentos el año pasado hay diversas lecciones que he aprendido y en mis tempranos 30’s creo que lo mejor está por venir. Creo también que mientras tengamos ejemplos inspiradores como Cesar Franck, Ralph Vaughan Williams, Tolstoy o Bernard Shaw, que mientras más viejos nos daban algunos de sus mejores trabajos, hay esperanza. Hay mucho que aprender de esas figuras incansables.

Es por lo anterior que a ti lector te dejo mis mejores deseos y augurios para este año 2010 que hoy estrenamos. En estos días se me ocurrió la siguiente reflexión que espero que te guste:

“El año nuevo es la oportunidad de vivir 365 días sonriendo a la vida y actuando con optimismo y decisión en aquellos aspectos que Dios nos ha permitido a nuestro libre albedrío ¡Felíz 2010!”

Ciertamente aquellos que arriesgamos a vivir (o sobrevivir más bien) en el campo cultural tenemos varios retos por delante. Es tiempo de hacernos fuertes, de unir puentes y redes. Es tiempo de provocar un movimiento comprometido y profundo que de nuevas raíces. Es imprescindible provocar un movimiento de impulso privado que haga un contrapeso a la inoperancia de la cultura pública. Es hora de que las políticas culturales públicas se contagien de nuevas líneas y perspectivas de acción.

Quiero agradecerte las visitas a este sitio, las lecturas de mis elucubraciones, algunas mejores que otras, el intercambio de opiniones y el diálogo sensato y humano. Mi compromiso es seguir adelante tratando de dejar algo nutritivo en estas páginas. Lamento si en algunos artículos en ocasiones he despotricado hacia ciertos temas o personas pero debo de confesar que la mediocridad en el medio cultural mexicano es algo que repudio.

Para darle punto final a este mensaje voy a compartirte algunos de mis compromisos de este año;

- Me encuentro escribiendo mi primer libro y espero terminarlo en el 2010, vamos a ver si hay alguien que lo quiera publicar una vez terminado

- Recientemente adquirí el libro de “1001 discos de música clásica que hay que escuchar antes de morir” me parece un trabajo condensado bastante disfrutable pero abierto a discusión. Me comprometo este año a hacer un ejercicio que se antoja difícil pero no imposible. ¡Recomendarte 365 discos de obras que no están dentro del libro pero deberían estarlo! La idea es que escribiré una recomendación por día. Claro, será un trabajo conciso en la línea que maneja este libro. Veamos si logro superar este auto-reto.


¡Ahora a vivir este 2010!

Comentarios