Disco 4: Cesar Franck: Cazador maldito - Tadaaki Otaka - Orquesta Nacional de la BBC de Gales - 1995 - CHANDOS



Aunque no soy muy partidario de declaraciones contundentes con respecto a obras musicales me parece interesante acotar que además de los grandes trabajos de Richard Strauss, Tchaikovsky y Sibelius los mejores poemas sinfónicos han sido escritos por los franceses, quienes han tenido una capacidad excepcional para inspirarse en figuras poéticas. Cesar Franck, el compositor belga naturalizado francés, nos ha dado grandes obras en este terreno y es precisamente una de ellas la que voy a recomendar el día de hoy en mi listado de "Los 365 discos que no están en la lista de los 1001 pero que hay que escuchar". Los trabajos de Franck en este género son, en mi opinión, superiores a la mayoría de los trabajos de Liszt en este campo.

"El cazador maldito" proviene de la década milagrosa de Franck (1880's), década que ha dejado grandes obras maestras de este compositor que tuvo un desarrollo tardío. El poema sinfónico está basado en una balada de August Bürger y narra el cuento de un conde que decide - contra lo estipulado por la fe- salir a cazar en un día santo. En consecuencia el conde es perseguido terriblemente por demonios y es condenado a cabalgar eternamente por los cielos. La música de Franck es ampliamente pictórica y se puede escuchar el tañido de las campanas que llaman a misa, la fanfarria de trompa que señala el comienzo de la cacería y la música furiosa y cromática que representa al conde perseguido por los demonios. Finalmente llega la calma y la obra concluye con un fuerte acorde que cierra violentamente esta página excepcional.

Existe una versión con Charles Munch que vale la pena buscar aunque no es muy asequible en la actualidad. Sin embargo una versión moderna que puede considerarse entre las mejores es la del director japonés Tadaaki Otaka con la Orquesta Nacional de la BBC de Gales. No sólo encontramos una sensibilidad hacia el idioma franckiano apasionado sino que la claridad de la lectura permite escuchar de forma más transparente la orquestación de Franck que en otras manos puede resultar algo turbia. El tempi vertiginoso que Otaka elige para la cabalgata demoníaca final es electrizante. Un plus de este disco es que incluye la mejor versión de otra de las grandes obras de Franck; el poema sinfónico "Psyché".

Comentarios