Disco 8: Boieldieu: La dame blanche - Blake, Massis, Fouchecourt, Naouri, Minkowski - Ensemble Orchestral de Paris - 1996 - EMI


La opera comique francesa es como un cofre lleno de joyas por descubrir. Lamentablemente el caso omiso que se le hace a este género salvo a algunas obras afortunadas de la segunda mitad del siglo XIX la tienen un poco relegada del conocimiento de los melómanos. Es cierto que la musa de estas óperas puede ser ligera pero cualquier amante de la música que sepa sonreír y disfrutar de la vivacidad melódica, la inteligencia y comicidad disfrutará de los mejores ejemplos de este género. Afortunadamente no todo el arte es o debe ser solemne. En resumen quien disfruta de Rossini o Donizetti podrá gustar también de las mejores obras de Adam, Auber y Boieldieu.

Es Adrien Boieldieu a quien recordaré en esta ocasión. El compositor francés - quien en palabras socarronas de Hector Berlioz únicamente conocía tres acordes para componer – fue uno de los compositores más populares e importantes de las primeras tres décadas del siglo XIX. Sus mejores trabajos fueron “El califa de Bagdad”(1800), Juana de Paris (1812)“Los carruajes volcados”(1820) y la que es considerada su obra maestra “La dama blanca”(1825). La ópera está compuesta en un estilo clásico francés elegante no carente de ligereza italiana y algunas melodías de sabor escocés. La orquestación posee diversos detalles de gran sutilidad como una escritura generosa para los alientos así como el arpa (que nos recuerda que Boieldieu escribió uno de los más bellos conciertos para este instrumento).La inspiración melódica es memorable incluso en las arias para los personajes secundarios. ¿Quién podrá resistir la escritura brillante y encantadora para tenor en arias como “Ah quel plaisir que d’etre soldat!” o “Maintenant observons”, la balada de Jenny o el aria de Anna? O ¿La inteligencia y emoción del final de la subasta? “La dama blanca” de Boieldieu está lista para regresar al gusto del público que todavía busca en la música encanto, optimismo y una estructura sólida.

Se pueden encontrar tres grabaciones buenas de esta obra. Entre los protagonistas hay voces de leyendas de la opera comique como Michel Senechal o grandes figuras como Nicolai Gedda. Pero ninguna grabación tiene el sonido, solidez de ensamble o la dirección vital de la de Marc Minkowski con Rockwell Blake en el papel de Georges, Annick Massis como Anna, Jean-Paul Fouchecourt, Mireille Delunsch y Laurent Naouri como el villano Gaveston. Blake muestra una voz agradable, ligera, de agudos delicados y Annick Massis es una contraparte excepcional en la solidez de su técnica y agudos brillantes. No se puede pedir más. Descubre esta joya.

Comentarios