Disco 9: Borodin: Cuarteto para cuerdas #1 en la mayor - Cuarteto de cuerdas Ruso - 1997 - ARTE NOVA


Es común que el cuarteto para cuerdas en la mayor #1 de Borodin sea opacado en el gusto del público y de una parte de los expertos en música por el cuarteto #2 en re mayor. Esto, por supuesto, puede ser comprensible por la generosidad lírica del segundo y la intimidad de pasajes sublimes como el famoso nocturno. Pero demeritar de primera mano al maravillosamente dramático primer cuarteto es una pena pues es tan meritorio como su hermano de representar algo de la mejor música de cámara rusa del siglo XIX. Se puede percibir que el cuarteto #1 es un poco más externo que el segundo pero esta percepción no es completamente cierta; hay en el andante con moto y el comienzo andante del final una profundidad melancólica que muestra una faceta menos usual pero igualmente fascinante de la música de Borodin.

Como toda obra de Borodin, el primer cuarteto es un milagro, producto de un hombre cuya principal preocupación fue la investigación científica y su trabajo como químico. Fue compuesto en 1875 y está afectuosamente inspirado en el opus 130 de Beethoven. Pero es una inspiración sana pues la voz rusa y lírica de Borodin permanece intacta. Es irresistible el boyante scherzo con su trío nostálgico. El andante posee esa cualidad de soliloquio ruso amargo y conmovedor. El final con algunos pasajes en moto perpetuo concluye de forma dramática esta gran obra.

Una versión que posee una ejecución emotiva y una toma de sonido ligeramente reverberante pero equilibrada en los cuatro instrumentos es la de Cuarteto de cuerdas Ruso. No sólo eso, sino que el costo al que se puede adquirir es muy bajo. La versión del Cuarteto Borodin también es referencial pero la versión del Cuarteto de cuerdas Ruso no demerita en la ejecución y convencimiento con que abordan esta partitura que debe ser mejor conocida y que te motivo a conocer.

Comentarios