Disco 5: Ralph Vaughan Williams: Quinteto Fantasía - English String Quartet - 1988 - UNICORN KANCHANA o ALTO


Mi recomendación del día de hoy es una obra pequeña pero encantadora que me capturó desde hace mucho tiempo atrás. De hecho podría decirse que es una de las primeras obras de música de cámara que realmente comencé a querer desde etapas relativamente tempranas de melómano (junto con el quinteto “la trucha” de Schubert entre otras cosas). Se trata del quinteto fantasía de Ralph Vaughan Williams, obra compuesta para dos violines, dos violas y un violonchelo. En cierta forma la obra es un microcosmos de ciertos elementos característicos de la obra del compositor inglés; lo lúcido, grotesco, bucólico, encanto y humor. La obra fue compuesta en 1912 y recuerda a la Fantasía sobre un tema de Tallis.

La relación que he tenido con la música de Vaughan Williams ha sido muy singular, desde mi niñez conozco la sinfonía antártica (7), una obra que me impactó por sus efectos pero que no pude disfrutar hasta mucho tiempo después. Durante los 90’s descubrí el quinteto fantasía; su sabor folklórico me capturó. Pero fue finalmente durante una estancia en Inglaterra en 1998 que me convertí en un Vaughan Williamsiano converso. De alguna forma el entorno me hizo comprender la genialidad de la música de uno de los grandes compositores que ha dado Inglaterra.

El quinteto fantasía fue dedicado al empresario William W. Cobbett, gran patrono de la música y entusiasta de la música isabelina. El título de “fantasía” tiene que ver precisamente con un cierto arcaísmo (por ejemplo el tema pentatónico inicial) de esta obra que más bien está cerca al folklore inglés que a la época isabelina. Los cuatro movimientos de la obra son muy ilustrativos; Preludio – Scherzo – Sarabanda – Burlesca. El ambiente pastoral de la sarabanda es irresistible al igual que la burlesca final que comienza tentativamente hasta tomar un tiempo efervescente. Existen diversas versiones de la obra una de las más celebres es la del cuarteto Medici en el difunto Nimbus. Pero me inclino más por la versión de The English String Quartet que posee un sentido de interpretación mucho más ágil y expresiva así como un sonido nítido y limpio que le sienta bien a esta música. El resto del disco incluye las otras dos obras importantes de cámara de Vaughan Williams.

Comentarios