Carta abierta en relación a "Tres regiomontanos en concierto"

Ante la publicación de la crítica de Alejandro Fernández de la gala "Tres regiomontanos en concierto" el 23 de septiembre en el periódico "El Norte" perteneciente al grupo Reforma, no se han dejado esperar una serie de reacciones. En dicha crítica Fernández ha tratado con injusticia e irresponsabilidad histórica la participación del joven tenor regiomontano David Lomelí. Es por ello que me he permitido incluir en mi blog la carta completa que mandara mi amigo Rafael Blásquez al editor de la sección cultural de dicho periódico, la cual fue editada bajo el consentimiento de Blásquez. Sin embargo me parece importante conocer la versión completa. Si gustas tener otra versión con respecto a dicho concierto favor de leer mi crítica anterior.

-------------------------------------------------------------------------------

Con relación al evento “Tres regiomontanos en concierto”, celebrado la noche del viernes 21 de Septiembre en el Teatro de la Ciudad con motivo de los festejos del Forum Universal de las Culturas, deseo referirme a la crítica publicada en la sección “Vida” el día 23 de Septiembre, firmada por Alejandro Fernández y destacar algunos criterios:

Al leer dicha crítica, percibo una omisión y mal trato al joven tenor David Lomelí.

Señalamientos como: “El tenor se aplaudía después de cantar”, así como dejando en duda que la positiva reacción del público fue solo por sus agudos y no por su solidez vocal, aunado a los cuestionamientos en torno a su comportamiento escénico y la pérdida del protocolo, apuntando: “el colmo fue cuando habló en voz alta con el director estadounidense Eugene Kohn, en referencia a que debían esperar a que un asistente impuntual, como hubo varios, tomara asiento”; como cuestionar la selección de su repertorio para ese recital, terminan por escribir una historia falsa y alejada de una realidad no consignada por el crítico. El artista por el contrario: Dio muestra de una gran resolución técnica, seguridad y brillantez en todo el registro, plenitud y facilidad en los agudos; una “Che gelida manina” de primer nivel, redondez estilística, pulcritud en la dicción y en los idiomas, carisma vocal capaz de generar emociones y adrenalina en la audiencia, una comunicación natural con el público; simplemente poseedor de un talento vocal inusitado, lo que significa un avance vertiginoso en los últimos dos años desde que el tenor decidió dejar la ciudad en busca de una superación vocal y artística. Esa noche los regiomontanos pudimos exclamar: “Habemus Tenor”

En Monterrey estamos ansiosos de ver nacer a nuestras estrellas en el firmamento musical y en este sentido creo que hay que agradecer al joven Tenor el haber puesto a nuestra ciudad en el escenario mundial de la ópera, ya que en muy corto tiempo nos ha obsequiado satisfacciones como ser el vencedor absoluto de “Operalia” una de las justas mas importantes en el mundo de la lírica, así como poner de pie al Palacio de Bellas Artes en histórica Gala donde sustituyó al famoso tenor mexicano Rolando Villazón.

En aras de su sobrevivencia la historia de la ópera la escriben los propios cantantes en el escenario y no los críticos en un papel, justamente lo que el Sr. Fernández consigna como malo, para la ópera es bueno, los tiempos han cambiado y este género musical se realiza y se asume de manera diferente según su época, los protocolos, la manera de cantar así como su realización están en constante evolución.

El arte operístico y el arte en general necesitan el apoyo de los medios de comunicación; urge a los artistas que los “críticos” retomen los fundamentos de la crítica del arte (alguna vez soñados por Goethe), que pongan estos valores al alcance del público en vez de alejarlos.

No es posible que los artistas de esta pujante y destacada sociedad, todavía tengan que lidiar con una pluma parcial y omisiva; que en vez de recibir un espaldarazo reciban una estocada de un medio de comunicación tan importante. El colmo es desvirtuar el hecho histórico de haber vivido como público el nacimiento de una estrella. Al menospreciar al Tenor, menosprecian al arte lírico local y nacional.

“Un suplemento cultural de El Norte (Grupo Reforma) podría estar a la altura de una realidad promotora de nuestros valores o podría al menos, aspirar a la diversidad en la opinión”.

Rafael Blásquez Ortiz

Realizador y cantante de ópera

Comentarios