Carmen Junco, nueva presidenta de CONARTE, un movimiento importante

El día de hoy Carmen Junco se constituyó en la flamante nueva directora de CONARTE. En lo que ha sido uno de los movimientos más justificados de la nueva gobernatura de Rodrigo Medina, la ex directora de los museos de Historia Mexicana, Noreste y Palacio de gobierno es la persona idónea para tomar la máxima institución cultural del estado de Nuevo León y volverlo hacia los estatutos originales que se habían desvirtuado ampliamente en la última gestión.

Si bien hay puntos rescatables en la gestión de Romeo Flores Caballero, el engrose de la nómina de CONARTE, la incapacidad de trabajar en equipo con algunos funcionarios remanentes de la gestión de Alfonso Rangel, escándalos de obras perdidas y una proclividad por los reflectores hicieron que el organismo sufriera un desgaste tangible. La presidencia de CONARTE exigía otro tipo de rigor y enfoque entre las que se encontraba la renovación de la secretaría técnica. Carmen Junco ha demostrado durante su tiempo al frente de algunos de los museos más emblemáticos de la ciudad que puede mantener el pulso vivo e innovador de los organismos culturales.

Se avecinan nuevos retos para Junco ya que la concentración de diversas labores en torno a la presidencia de CONARTE harán que el escrutinio sobre esta institución sea mayor. Hay que apuntar que se ha fusionado la comisión del bicentenario de la independencia a CONARTE y se busca un nuevo ordenamiento operativo de una institución que algunas voces del medio cultural incluso veían viable su
desaparición.

Entre los diversos retos de la presidenta de CONARTE podemos enumerar 1) un presupuesto insuficiente para sostener el desarrollo y la promoción cultural en el estado. Más aún si esta es una de las consignas actuales del gobernador. Con la reducción de presupuesto a CONARTE, anunciado también al momento en que escribo esto, este desarrollo regional se antoja improbable.

2) De igual forma la infraestructura cultural regional es endeble y afecta diversos sectores desde productores / artistas hasta equipamientos – espacios que han caído en la decadencia o desuso.

3) Existe una falta de impulso convencido a organismos culturales ya establecidos.
Las relaciones y redes culturales entre los organismos de la capital, las ciudades del interior y CONARTE son ineficientes y no favorecen el establecimiento de una política cultural efectiva.

4) Falta de apoyo a desarrollo de creadores y manifestaciones culturales que tengan su origen en el estado.

5) Falta una visión real a mediano plazo con respecto a la cultura, sus retos y lineamientos.

6) Necesidad de una revisión estructural de CONARTE en donde el sistema de representación de los artistas es inefectivo y ha deformado en pequeños cotos de poder en donde algunos de los vocales son patentemente beneficiados.

7) Revisión de los puestos y direcciones del organismo y la búsqueda de personas comprometidas que tengan un desarrollo y formación en la gestión cultural y de las artes y no únicamente funcionarios beneficiados por partidismo sin vocación e interés en el tópico.

Para finalizar aprovecho este espacio para felicitar a Carmen Juvno y desearle el mejor éxito en esta difícil empresa.

Comentarios