Panorama Musical para Monterrey en 2009

La conclusión del "Año de la Resaca" después del fastuoso, polémico y desigual Forum Universal de las Culturas 2007 ha sembrado diversas interrogantes en torno a lo que acontecerá con las artes en nuestra ciudad. El 2008 nos hizo pagar los platos rotos de semejante estulticia. Personajes que tienen intereses mas bien prosaicos se ocuparon de que las manifestaciones artísticas fueran discretas o inexistentes. Con respecto a la música quisiera recordar algunos acontecimientos que ocurrieron en Monterrey en el 2008;

- Desaparición del "Festival Música en Otoño" de Radio Nuevo León y Conarte: Es muy lamentable para mí la desaparición de un proyecto que contribuí a producir en el pasado. Mi trabajo fue la continuación y renovación de la brillante labor de antecesores míos como Arnoldo Nerio o Hernán Palma y Meza. En este 2008 tan sólo el valioso esfuerzo del Maestro Javier Castillo para traer al ensamble Giardino Armonico valió la pena todos los pormenores. La desaparición de "Música en Otoño" es una consecuencia de presupuestos caídos pero sobretodo de una falta de compromiso con el arte y la cultura. Este Festival permitía que el público de Monterrey presenciara algunos de los mejores músicos del mundo a precios irrisorios; La Petite Bande, Sigiswald Kuijken, Camerata Trajectina, Nikolay Demidenko, Pierre Amoyal, Marta García Renart, Gilles Cachemaille, David Pyatt, Leon McCawley son algunos de los nombres de artistas distinguidos que quedan como testimonio.

- Desaparición del "Festival Internacional de Guitarra Radio Nuevo León" : Prácticamente se podría leer el inciso anterior. En este caso el conflicto de intereses entre este festival y otro de la Escuela Superior de Música y Danza que apoya el propio Conarte causó su desaparición. Lo interesante es que ese otro festival es organizado por uno de los vocales de música de Conarte. ¿Les parece ético esto? Por supuesto que no pero no pasará nada. En México no pasa nada a pesar de que sepamos de situaciones que no deben suceder. Queda como recuerdo la programación de Javier Castillo que incluyó la presentación en Monterrey de uno de los grandes guitarristas de nuestro tiempo.

- Festival de Piano Sala Beethoven en problemas: Uno de los grandes acontecimientos artísticos de nuestra "Ciudad de la Cultura" es este festival organizado por Jorge Gallegos. Pocas veces se ha podido apreciar un trabajo de tal entereza, compromiso y cariño como el del maestro Gallegos. Me consta que en innumerables ocasiones ha tenido que poner dinero de su propia bolsa para solventar algún deficit. Ahora, varios de sus patrocinadores han retirado el apoyo lo cual es un duro golpe para el quehacer artístico de esta ciudad. Me pregunto ¿Cómo es el Monterrey que queremos a futuro? en muchas ciudades nos están comiendo el mandado. Monterrey sería una ciudad más pobre sin este festival. Es inútil mencionar las decenas de grandes maestros pianistas que se han presentado aquí.

- Presentación desigual de Traviata de Verdi con Ópera de Nuevo León, Conarte: Se puede leer mi entrada del mes de Julio de 2008 para abundar en este tema. El proyecto Ópera de Nuevo León sigue adelante a pesar de carecer de una línea artística clara. La falta de ambición y creatividad en su programación está comenzando a mermar este proyecto. Las producciones son predecibles.

- Presentación de Rigoletto y Carmen en el Festival de Santa Lucía: Los remanentes del Forum permitieron la presentación del Galina Vishnevskaya Opera Center. El resultado final fue aceptable en Rigoletto y deficiente en Carmen. La avidez por la ópera en Monterrey es clara pero ¿será la solución traer proyectos medianos?

El Panorama Musical para el 2009 es dudoso pues es un año de cambio de poderes (¡Finalmente!) No podemos esperar un buen año en cuestiones musicales. Claro, la Sinfónica de la UANL seguirá realizando el mismo trabajo de siempre al igual que otros proyectos artísticos musicales de la entidad. Habrá que ver que sucede con el Festival de Piano Sala Beethoven. Creo que se salvará ya que no podemos darnos el lujo de perderlo. Ópera de Nuevo León se encargará de probar una vez más el repertorio normal y trillado de Puccini en una producción tradicional, melodramática light de Madama Butterfly, los festivales difuntos brillarán por su ausencia un año más. La SAT mantendrá el declive mostrado en la temporada anterior.

Preveo que Monterrey recuperará su empuje artístico musical hasta el 2010. Por lo pronto este será un año de saquear el botín y abandonar el barco en materia cultural.

Comentarios