Ópera de Nuevo León: Una Madama Butterfly que no se vió en todos lados



Finalmente se transmitió el jueves 9 de abril por Radio Nuevo León y T.V. Nuevo León la Madama Butterfly de Giacomo Puccini en un Teatro de la Ciudad vacío en prevención por el brote de Influenza Porcina.

La puesta en escena fue de Hernán Galindo y participaron Silvia Rizzo como Butterfly, Ivette Pérez como Suzuki, Carlos Galván en el papel de Pinkerton, Oziel Garza Ornelas como Sharpless y Rafael Blázques como Bonzo. La OSUANL estuvo dirigida bajo la batuta de Félix Carrasco.

Mi apreciación es pasajera y se remite a lo que pude escuchar a través de Radio Nuevo León, a unos clips de El Norte. Debe tomarse con dósis de sal.

La ópera se habrá transmitido en 54 canales de toda la república pero en lo que respecta a Nuevo León nos pudimos dar cuenta que la T.V. estatal no llegó a toda la ciudad de Monterrey. Varias personas del sur no pudieron sintonizar el canal. Los que escuchamos por radio algún fragmento (todavía algunos teníamos trabajo a las 19:00 horas)apreciamos una transmisión decente en cuanto a sonido y desangelada en cuanto a los conductores. Romeo Flores Caballero no está para estar hablando de ópera. Al final se pudo escuchar un lapso en donde un Alejandro Fernández y Romeo Flores platicaban sin saber que ya estaban al aire. Así se las gastan hoy en día en ese sistema.

Lo que se pudo apreciar de Galván por radio; estentóreo y dramático Pinkerton. Rizzo excepcional como Butterfly en cuanto a los matices y a la capacidad de comunicación, un canto digno de vieja escuela. Blásquez un impactante Bonzo, sólido vocalmente, imponente escénicamente como siempre. La OSUANL con alguno de sus problemas actuales de falta de homogeneidad en las cuerdas. La dirección de Carrasco fluida y aceptable sin tener la experiencia pucciniana suficiente para dejar respirar esas grandes melodías. Gerardo González fue el preparador vocal de los cantantes y es indiscutible su conocimiento exhaustivo de Puccini.

En cuanto al trabajo escénico; Quizá la mejor puesta de Galindo para Ópera de Nuevo León, fluida, trazos inteligentes y una producción interesante, bien lograda; minimalista sin dejar de lado detalles dramáticos de gran genialidad. El único "pero" el uso de elementos chinos que quizá están fuera de lugar en un concepto japonés.

Madama Butterfly se presentó sin público a través de un gran esfuerzo en lo que a artistas se refiere. Institucionalmente gris, urge reevaluar el proyecto.

La función continuó aunque T.V Nuevo León no llegue a todos lados...

Comentarios