Un vistazo al "Forum Universal de las Culturas Monterrey 2007"

Finalmente se inauguró el Forum Universal de las culturas Monterrey 2007. Digo finalmente pues desde su anuncio tres años atrás los infortunios e irregularidades en torno a este elefante blanco se han convertido en la carne de cañón para la prensa regiomontana implacable.

Aunado a diversas pifias el Forum nos ha regalado momentos distinguidos, sin embargo son unas palabras célebres de Rossini refiriéndose a la música de Wagner las que resuenan en mi cabeza y parafraseo para aplicar al Forum; El forum ha tenido y tendrá grandes momentos pero muy malos cuartos de hora. En este caso los cuartos quedan cortos pero la idea general prevalece.

El flamante Gastón Melo ha desaparecido de la fas de la tierra cual misterio de Agatha Christie y ha dejado tras de si una estela de sobrenombres que los humoristas han tenido a bien acuñar para describir el dudoso trabajo que dejó en Monterrey; Melo Gasto y Don Gastón. La culminación de la primera etapa de la organización del Forum fue un despilfarro bien documentado por la prensa pero más que eso, resaltó la incapacidad de planeación (una especialidad mexicana dicho sea de paso). Poco a poco, las ideas fueron quedando en ideas y las buenas intenciones no fueron lo suficientemente buenas para desviar la atención de la incapacidad regiomontana de poder estar a la altura de un evento que en papel prometía para más. Definitivamente el concierto de los "dos tenores y medio" fue un potpurrí de lo que habría de ser el Forum. El relevo de Melo, Othon Ruiz, fue producto de la desesperada necesidad de poner en orden los gastos del Forum pero como buen hombre de números, Ruiz mostró lo gris de su personalidad y se perdió la extravagancia de su antecesor. Finalmente Ruiz logró poner en pie a este Frankestein que en manos meno capaces se habría hundido como el Titanic.

No, Monterrey con su arquitectura y planeación urbana kitch, incipiente política cultural, su Romeo Flores Caballero dirigiendo la cultura del estado, no era el lugar para un evento cultural internacional. Cuando uno tiene la oportunidad de caminar por las calles de Nueva York o Barcelona uno cae en cuenta de que es lo que adolece nuestro Monterrey. No solo quedamos cortos en historia, arquitectura, urbanismo, civismo y otros ismos sino que el propio ambiente apático y clasista de la ciudad hacen que cada quien jale agua para su propio molino. No hay interés por un bienestar social sino la propia elevación al nirvana narcisista.

La inauguración del Forum pasó de lo prosaico (representado por el discurso de Madero), pasando por lo titubeante y el ciego optimismo (discurso del gobernador) hasta lo sensato y el mensaje de precaución (discurso del presidente). Aunado a esto tuvimos el desagrado de escuchar a una orquesta huesera interpretando el himno de Monterrey (decir que es prosaico es un piropo) y la estridente participación de Eugenia Garza. El himno del Forum apenas fue mejor. La poca seriedad de las prestaciones musicales mostró el desinterés general en torno al magno evento. Después de este nuevo record de ineptitud solamente se podía mejorar y afortunadamente algunos de los conciertos y presentaciones del forum se encargaron de ello, aún y bajo protesta de los traductores.

La gala de los tres regiomontanos en concierto fue un digno comienzo de actividades musicales (ver crónica anterior) y el concierto que nos regaló la Orquesta del Principado de Asturias fue la manifestación mágica de la música intoxicante operando en la conciencia de un pueblo sensible y apasionado. Varios de los eventos siguientes prometen rescatar algo del prestigio perdido (¿existió?) pero aún y que Maria Bayo, Hvorostovsky, Dudamel y Fernando de la Mora (quién a pesar de su talento no es la figura lírica más importante de México) estarán presentes la sombra que dejó la Filarmónica de Viena y Riccardo Muti será dificil de eclipsar. Mientras tanto deleitémonos con la sobrevaluada Frida.

Ricardo Marcos G.

Comentarios